• ZE

Las guerras del agua: Una quebrada en peligro de extinción

Daniela Rodríguez


(Foto: Felipe Infante/ZipaExiliados)


La humanidad ha librado grandes guerras, pero tal vez la que se avecina sea la más grande de todas, hoy más que nunca estamos viendo la escasez del líquido más precioso y vital para la humanidad, el agua.


Es el municipio de Cogua, terruño y fuente de grandes vertientes hídricas que a su vez abastecen varios otros municipios como Zipaquirá, Nemocón, Tausa, Cucunubá y Sutatausa, también proporciona agua a la planta de Tibitó que provee al norte de Bogotá y con ellos a las poblaciones de Chía y Cajicá. Cogua se ha visto afectada no sólo por la explotación minera y los innumerables títulos que se otorgan a estas grandes industrias, si no también entre sus mismas veredas donde existe una disputa por el preciado líquido.


Quebrada Honda es una de las trece veredas de este municipio, llamada así por cómo eran sus quebradas, espectaculares fuentes de agua cristalina y caudales extensos los cuales hoy están en peligro. Esta quebrada abastece alrededor de 7.000 usuarios quienes se han visto afectados por falta de agua.


¿Pero a qué se debe esto?


Seis veredas tienen la concesión sobre esta fuente hídrica, Quebrada Honda (parte baja), Plazuela (parte alta), una parte de Barroblanco, Cascajal, El Altico y Rincón Santo. En el año de 1982 la CAR (Corporación Autónoma Regional) en el expediente No. 01, concedió a las veredas de el Altico y Rincón Santo un permiso transitorio para abastecerse de las aguas sobrantes del acueducto de Quebrada Honda, luego en el 84 al ver que a futuro el caudal podría estar en riesgo, se les dio autorización a conectarse del acueducto regional, del cual, poseen un tramo de tubería instalada, pero hasta la fecha, estas veredas no han querido conectarse de manera permanente ya que les implicaría un costo monetario y cancelar al servicio de acueducto del municipio. Debido a la negligencia de los representantes de dichas veredas, la Quebrada Honda está en riesgo de secarse. Cada día son más habitantes y menos agua la que produce esta fuente hídrica.


Con el fin de captar más agua hace unos años, los representantes de El Altico y Rincón Santo, instalaron lonas y tambres para direccionar su curso, ante esto, la CAR al ver la contaminación que esto producía, ordenó que debían mejorar la manera como se captaba el agua. Por consiguiente, después de la visita del 20 de enero del presente año por parte de los funcionarios de la CAR, la Administración Municipal, el Personero, la Asociación de Quebrada Honda y demás veredas concesionadas; se acordó el mejoramiento de este punto de captación y una de las condiciones por parte de la asociación de usuarios de Quebrada Honda era la de respetar el caudal ecológico de la quebrada que por ley le pertenece.


A la entrega de la obra se encontraron muchas opiniones divididas, ya que por parte de los representantes de el Altico y Rincón Santo se mostraron aliviados y satisfechos al eliminarse la contaminación y mejorarse la captación del agua, a pesar de atravesar la época de sequía; sin embargo, los representantes de la Asociación de Quebrada Honda manifiestan que la obra está inconclusa, ya que este proyecto no sólo debía eliminar la contaminación existente, sino mejorar la forma como se conducía el caudal de la quebrada, sin embargo, después de terminada la obra aún depende de una piedra para desviar el cauce y así la quebrada obtenga algo de líquido para su sostenimiento debido al bajo caudal que presenta. Era de esperar que al realizar esta obra, la quebrada no dependiera de piedras, lonas u otro objeto para recibir su caudal; lastimosamente la piedra fue removida por los fontaneros de el Altico y Rincón Santo quienes al quedarse sin agua optaron por este método para captar más agua.


Los representantes de la Asociación de aguas de Quebrada Honda han manifestado en innumerables ocasiones que a esta concesión no se le debe otorgar más tiempo, el caudal que posee actualmente la quebrada no alcanza para abastecer a todos sus usuarios. Hoy en día el caudal de la quebrada es de nueve litros por segundo, la tubería que capta el agua para las veredas recoge siete pulgadas de agua, por ende la Quebrada sólo recibe dos pulgadas para su sostenimiento. Es aquí donde cuestionamos nuestras acciones como humanos, ya que así como ésta, tenemos muchas otras pequeñas pero importantes fuentes hídricas que se están secando por negligencia y mal uso de sus recursos, cabe resaltar que esta quebrada es la única fuente de abastecimiento con la que cuentan los habitantes de Quebrada Honda y su principal fuente de trabajo es la ganadería y la producción agrícola los cuales no serían posible sin nuestro más preciado recurso el agua.


62 views0 comments